Mis Respuestas, por María Andrea

Entre tantas preguntas que me voy haciendo, quiero compartir justamente qué es lo que me impulsa en este llamado al Segundo Encuentro de Mujeres de Rubí, a este Retiro abierto también a todas las mujeres en Huasca, México.

1794714_599137326840633_1527900666_n
En principio siento una necesidad en lo afectivo de encontrarme con hermanas de mi país, y de los distintos países, con las cuales venimos trabajando juntas desde allá por inicios del 2013.
Hermanas con las cuales hemos compartido las bellísimas ceremonias de luna nueva, con hermosos mandalas de flores, hemos compartido tanto las fotos como nuestras resonancias y profundos aprendizajes y reflexiones.

Hermanas con las cuales también hemos compartido la formación, grupos de estudio, grupos de oración, sesiones de reprogramación maikú, encuentros virtuales y en algunos casos personales, encuentros de una exquisita riqueza por nuestra diversidad cultural.
Hermanas con las cuales hemos hecho otros intercambios por afinidades, por sensibilidad, por convocatorias de trabajo de servicio a partir de la oración y de irradiar luz a distintos lugares del planeta.

Hermanas con las cuales hemos venido caminando juntas, aún desde los rincones y las
geografías más lejanas… Hermanas con las cuales fuimos compartiendo nuestros procesos, denuestro crecimiento, de la vida misma…
Hermanas con las cuales venimos caminando luna tras luna, el primer año a partir de los elementos, el segundo año recorrimos las 13 esencias femeninas madres clan, el tercer año el ciclo de las estrellas del alma, y este año el ciclo de vida de una mujer desde el camino de la niña… hacia la maternidad…
Hemos compartido con Samari con su tremenda dedicación incansable, su sabiduría y generosidad al transmitir, hemos aprendido de ella, entre nosotras, y de nosotras mismas… Hemos aprendido y creado nuestras ceremonias, oraciones, canciones, rituales, todo con un arte, con una belleza de la cual nos hemos tenido que apropiar y reconocerla en nosotras mismas, pues como dice Samarí, el camino de la mujer es el camino de la belleza…
Hemos sanado profundamente nuestros vínculos con lo femenino, con las mujeres de nuestra vida, de nuestros clanes, hermanas, amigas, compañeras de trabajo… con nuestra sagrada Gran Invocación de la Fraternidad Femenina, la llave de oro que nos ha permitido seguir sanando, reparando, perdonando, reconciliando nuestras heridas…

Hemos gestado en marzo del 2016 con la indicación de Espíritu, de Emmanuel el inicio de una gira del corazón para llevar el rayo del Sur al Norte desde Buenos Aires Argentina, así dar inicio al Ciclo de las Estrellas del Alma, para concluir con el Primer Encuentro de Mujeres de Rubí en Costa Rica en el Templo Maikú de la abuela Marta…Experiencia maravillosa, a partir de la cual hemos sembrado este segundo Encuentro ahorita en México. Estamos recordando juntas, hemos venido de otros tiempos, de todos los tiempos, de todos los rincones de la galaxia, de otras galaxias… Estamos co-creando el cuerpo sacerdotal femenino para la humanidad… Somos las nuevas sacerdotizas de la Divina Madre…con esto respondo a mi pregunta, por esto siento la necesidad de:

 Mirarnos a los ojos.. reconocernos…
 Reconocer el trabajo que venimos realizando…
 Validar todo el esfuerzo y el camino compartido…
 Celebrar tanta belleza…
 Reafirmar nuestros votos, nuestro compromiso, la consagración a nuestra tarea…
Para simplemente abrazarnos, reirnos, llorar, cantar, bailar, celebrar la alegría de sentirnos vivas!!!
Resplandecer y expandir tanta dicha, tanta luz… y llegar a más mujeres…
A iluminar tantas mujeres devocionales como nosotras, mujeres que sientan el llamado de su corazón, del alma femenina que brota como manantial de la Tierra…
El Corazón Rubí de la Madre nos recibe, gracias hermanas, gracias por tanto y ojalá sigamos caminando juntas, creciendo, honrando y celebrando la Vida !!!

María Andrea García Medina.

¿Y cómo pueden contribuir los padres y otros familiares para lograr el éxito en la Lactancia Materna en forma natural?

Si queremos que el bebé esté bien, por razón muy obvia, la mamá debe de estar mejor: brindémosle un clima de tranquilidad, confort, apapacho, buena alimentación, y aquí aprovecho para mencionar que la mayoría de alimentos restringidos a la mujer que lacta “son puro mito”, a la mujer hay que darle una dieta variada, sana, natural y en medida de lo posible, a su complacencia.
 
El haber tenido un bebé por vía natural (aunque sabemos que absurdamente es lo menos frecuente) es un gran esfuerzo y si fue por operación cesárea, la afectación al cuerpo es mayor y requerirá de más tiempo de recuperación, por lo que todo el apoyo que se le pueda dar a la madre es bueno: los quehaceres domésticos hay que evitárselos, en especial si hay otros hijos. El padre o los familiares pueden apoyar en el baño al bebé, cambio de pañales y ropa, así como a ratos tranquilizar en brazos al bebé a fin de que la mamá se pueda relajar.
469a48d02d361712e1583435e6e78a4b.jpg
El padre debe mostrarse cariñoso, apapachón, obsequioso: no olvides el ramo de flores, un masajito en la espalda, pies, etc. Todo el afecto que le des a tu mujer, ella lo pasará a tu hijo a través de su piel y leche. En relación al trabajo doméstico se trata de ser un equipo y de funcionar como tal (todos los miembros están igualmente implicados).
Si contamos con una madre, un hijo y un padre-soporte tenemos lo que se conoce como “triángulo de la lactancia” que hará que las probabilidades de lograr el éxito aumenten considerablemente. El ser padre-soporte y formar un triángulo de la lactancia es algo que los hombres no deberían dejar pasar, es una experiencia muy enriquecedora y placentera donde todos los miembros de la familia se pueden incluir. Hay que tener cuidado en no abrumar a la madre y respetar la intimidad de los momentos de alimentación del bebé, dejar que entren en armonía el binomio madre-hijo, ya que requieren en esos momentos de sana y grata intimidad.
Me da gusto escuchar a las parejas de jóvenes decir ¡Estamos embarazados! ahora quisiera escuchar ¡estamos lactando!

Ebook Historias de Luna Nueva

🌌🌚🌌

Amada hermana, 

Quiero compartir​te esta historia
con todo mi agradecimiento
por las resonancias en el recuerdo compartido,
que cada d​í​a se va revelando y nos va guiando,
te reconozco y te honro.
​¡​Gracias!

Imágenes integradas 1

Pincha AQUI 

​p​ara descargar el Ebook

Clave: lunanuevauantak

🎶🌼🦄🙏

Si deseas compartirlo, puedes usar este enlace:

 https://goo.gl/forms/OHhOso2tzKLZc4nC3

ESPERO TUS COMENTARIOS 

https://www.facebook.com/MujeresdeRubi