¿Y cómo pueden contribuir los padres y otros familiares para lograr el éxito en la Lactancia Materna en forma natural?

Si queremos que el bebé esté bien, por razón muy obvia, la mamá debe de estar mejor: brindémosle un clima de tranquilidad, confort, apapacho, buena alimentación, y aquí aprovecho para mencionar que la mayoría de alimentos restringidos a la mujer que lacta “son puro mito”, a la mujer hay que darle una dieta variada, sana, natural y en medida de lo posible, a su complacencia.
 
El haber tenido un bebé por vía natural (aunque sabemos que absurdamente es lo menos frecuente) es un gran esfuerzo y si fue por operación cesárea, la afectación al cuerpo es mayor y requerirá de más tiempo de recuperación, por lo que todo el apoyo que se le pueda dar a la madre es bueno: los quehaceres domésticos hay que evitárselos, en especial si hay otros hijos. El padre o los familiares pueden apoyar en el baño al bebé, cambio de pañales y ropa, así como a ratos tranquilizar en brazos al bebé a fin de que la mamá se pueda relajar.
469a48d02d361712e1583435e6e78a4b.jpg
El padre debe mostrarse cariñoso, apapachón, obsequioso: no olvides el ramo de flores, un masajito en la espalda, pies, etc. Todo el afecto que le des a tu mujer, ella lo pasará a tu hijo a través de su piel y leche. En relación al trabajo doméstico se trata de ser un equipo y de funcionar como tal (todos los miembros están igualmente implicados).
Si contamos con una madre, un hijo y un padre-soporte tenemos lo que se conoce como “triángulo de la lactancia” que hará que las probabilidades de lograr el éxito aumenten considerablemente. El ser padre-soporte y formar un triángulo de la lactancia es algo que los hombres no deberían dejar pasar, es una experiencia muy enriquecedora y placentera donde todos los miembros de la familia se pueden incluir. Hay que tener cuidado en no abrumar a la madre y respetar la intimidad de los momentos de alimentación del bebé, dejar que entren en armonía el binomio madre-hijo, ya que requieren en esos momentos de sana y grata intimidad.
Me da gusto escuchar a las parejas de jóvenes decir ¡Estamos embarazados! ahora quisiera escuchar ¡estamos lactando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s