En tiempos hostiles, más corazón, más despertar

Gran Invocación de Fraternidad Femenina

Amada Madre en el Corazón del Cielo

Amada Madre en el Corazón de la Tierra

Permítenos a todas tus hijas, ser reconocidas en la luminosa presencia

de tu Corazón Rubí de Amor Incondicional

que perdona, cobija y recibe a todas aquéllas que se reconocen en tu grandiosa Presencia.

Amada Madre, permítenos llamarte en el Corazón de todas las mujeres

y que podamos superar toda condición de discordia, rivalidad, crítica, mal uso de la palabra y desconsideración hacia nuestras congéneres,

porque sólo así podemos entrar en tus reinos y mirarte con verdad y sin ninguna vergüenza.

Yo Soy Sagrada y merezco estar aquí en la Tierra y me reconozco en las dolencias y en la opulencia de las otras mujeres,

porque yo también padezco y también soy la opulencia y la belleza que tú,

oh madre, transmites a tus hijas.

Gracias”

Esta Oración fue entregada por Raziel, ser de luz resonante en la Frecuencia Rubí, es la energía que corresponde entre otras a María Magdalena y su petición ha sido, que la practiquemos, divulguemos y sobretodo que la integremos a nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *